Skip to content

El “Gigante Chino” en Tenerife

21 junio, 2012
El presidente de China, Hu Jintao desciende las escalinatas del avión. Foto Ramón de la Rocha

El presidente de China, Hu Jintao desciende las escalinatas del avión. Foto: Ramón de la Rocha

El presidente de la República Popular China, Hu Jintao estuvo ayer en el sur de Tenerife.

No se trataba de una visita oficial, sino de una escala técnica. El mandatario chino venía de Los Cabos, México, donde participó en la cumbre de líderes del G20.

De otra parte, hasta el sur de la isla se trasladaba una delegación del gobierno español encabezada por la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Saénz de Santamaría, para entrevistarse con el líder chino.

El despliegue de seguridad se palpaba a lo largo de la autopista sur. Cada ciertos kilómetros, en cada salida e incorporación, había un agente de seguridad. Esto ya hacía presagiar que el día iba a ser movidito dada la importancia de los protagonistas. ¡Y vaya si lo fue!

Como fotoperiodista que iba a cubrir este encuentro tuve que acreditarme. De estos aspectos se encargó la delegación de la Agencia Efe.

Asistir a estos actos también requiere informarse de qué se va a cubrir y cuál va a ser el orden de los acontecimientos: Llegada del avión presidencial chino al aeropuerto Tenerife Sur, encuentro entre los líderes de ambas delegaciones y posterior rueda de prensa.

También era importante saber quiénes serían los “actores” principales. A la vicepresidenta Sáenz de Santamaría ya sabía quién era, así como al ministro de Industria, José Manuel Soria y al presidente del Gobierno Canario, Paulino Rivero, puesto que ya los he fotografiado en multitud de ocasiones. Sin embargo, por el lado chino, la cosa se complicaba. “San Google” me proporcionó varias imágenes de su cara. Aún así, tenía mis dudas si sabría reconocerlo. En ocasiones resulta complicado distinguir a personas de raza diferente a la tuya y al final todos parecen iguales. Para mí, era importante identificarlo rápido, pues si no lo haces, te puedes perder alguna imagen, especialmente aquellas nada más aparecer por la puerta del avión.

Con esta información básica me hago una imagen mental de las posibles imágenes que se pueden dar a lo largo de la jornada. Es una especie de guión de fotos indispensables. En esa lista tenía las siguientes fotografías:

–        Salida del presidente chino por la puerta del avión

–        Saludo a las autoridades españolas, especialmente a la vicepresidenta española

–        Encuentro de trabajo

–        Rueda de prensa de las autoridades españolas

Las siguientes dudas eran referentes a qué equipo fotográfico era el adecuado llevar y cómo llevarlo. Cada situación fotográfica requiere un equipo y una forma de llevarlo para tenerlo todo a mano y que te resulte cómodo a la hora de trabajar.

Para esta ocasión llevé el siguiente equipo:

–        2 cámaras Canon EOS 5d Mark II . A mi modo de ver, llevar dos cámaras es imprescindible, no sólo porque una de ellas pueda dejar de funcionar, sino que también te permite la posibilidad de llevar dos objetivos y cambiar rápidamente de uno a otro.

–        Objetivos. Esta fue la decisión más complicada dado que no disponía de información exacta del lugar donde íbamos a estar. Me preocupaba especialmente la distancia del avión y de los saludos a autoridades. Eso repercutía directamente en la decisión final. Pensé en el 300 f2.8, pero rápidamente lo descarté por su peso y engorro de llevar cuando estás en espacios reducidos, con más compañeros a tu lado. Necesitaba una distancia focal larga, así que escogí un 70-200mm f2.8 y le añadí un teleconvertidor x1.4 que multiplicaba la focal hasta los 280mm. Otro objetivo importante era un zoom estándar. Opté por un 28-105 f/3.5-4.5 que te permite tomar imágenes más cercanas de saludos. También añadí un 16-35mm f2.8 por si había que realizar tomas de grupos o en espacios muy pequeños. Este objetivo no lo usé porque finalmente no se dieron esas situaciones.

–        El flash es una herramienta indispensable en estas situaciones, aunque su luz no es muy agradable. Necesitaba uno para cada cámara ya que me preocupaba rellenar las sombras de las 12 del mediodía, hora en la que estaba prevista la llegada del avión. Utilicé un 550 EX y un 420 EX (pequeño pero que resuelve perfectamente)

–        Ordenador portátil para trasmitir las imágenes

–        Baterías extra, teléfono, modem,…

Para llevar todo este equipo opté por una riñonera con bolsillos. Es una forma de trabajar muy cómoda pues lo tienes todo a mano y permite moverte con gente alrededor. Una bolsa de hombro hubiese sido una mala elección para estas circunstancias.

11:00h

Seguimos los puestos de Guardia Civil que había en el Aeropuerto Tenerife Sur que nos indicaban el camino. Aparqué mi coche según indicaciones de la Guardia Civil y nos dirigimos al control de seguridad. Tras las comprobaciones pertinentes de identidad y registro de que no llevábamos nada “anormal” encima, nos colocaron en la plataforma junto a una alfombra roja presidida por las banderas de China y España. Todos los compañeros gráficos debíamos tomar imágenes desde detrás de un cordón, frente a las autoridades españolas, que ya situadas en riguroso orden de rango protocolario esperaban a que se abriese la puerta del inmenso Boeing 747 de Air China que teníamos frente a nosotros.

11:50h

Se abre la puerta del avión y empieza a salir gente. Trato de localizar al líder chino. Finalmente sale junto a una mujer que intuyo se trata de su esposa, Liu Yongging. Al saludar tomo mis primeras fotos, mientras bajan la escalinata reencuadro la imagen para incluir la bandera china que adornaba el fuselaje del 747. Ambas fotografías están tomadas con el 70-200mm + el TC x1.4. La fotografía del saludo está tomada a 280mm pues estaban a bastante distancia.

El presidente de China, Hu Jinatao y su esposa, Liu Yongging, saluda desde el avión. Foto Ramón de la Rocha

El presidente de China, Hu Jinatao y su esposa, Liu Yongging, saluda desde las escalinatas del avión que les trajo a Tenerife.

En los saludos a las autoridades españolas empezaron los problemas. El embajador de China en España, erigido en maestro de ceremonias, presentaba a todos los que se estrechaban la mano sin percatarse que nos tapaba la visión con su cuerpo. Entre algunos huecos que dejaba pude tomar una de las fotografías claves. Entre ellas el saludo de Hu Jintao a Sáenz de Santamaría. Estas fotos también están realizadas con el 70-200mm + TC x1.4

Soraya Sáenz de Santamaría saluda a Hu Jintao. Foto Ramon de la Rocha

La vicepresidenta del Gobierno de España, Soraya Sáenz de Santamaría, saluda al presidente de China, Hu Jintao.

Y visto y no visto, toda la comitiva china desapareció de escena dentro de sus coches blindados con gran despliegue de luces y sirenas.

Nos trasladamos al hotel donde estaba prevista el encuentro de trabajo de ambas delegaciones. Como había tiempo hasta las 15:00h, me dediqué a descargar y preparar las imágenes del aeropuerto. Unos minutos después ya estaban en la “mesa” de la Agencia Efe en Madrid.

15:00

Llegada la hora, y con puntualidad china, nos bajan al lugar de la reunión. Un biombo con las banderas de España y China son el escenario elegido para el primer saludo. Aprovechando la espera, fotografié a un miembro de la delegación china que con reverencia oriental ajustaba el vuelo de la bandera de su país. Este tipos de fotos “venden” muy bien. Son fotos diferentes que otros compañeros no pueden ver, aportando algo de originalidad al trabajo y que pueden tener segundas lecturas para documentar una crónica, o simplemente ser una imagen simpática que rompe con el rigor protocolario de estos eventos.

Un funcionario chino arregla la bandera de su país. Foto Ramón de la Rocha

Un funcionario chino arregla la bandera de su país momentos antes del encuentro de trabajo entre las delegaciones de China y España.

En un perfecto inglés con acento chino, una fría funcionaria nos da las instrucciones de cómo se va a desarrollar el encuentro: “Ellos (Hu Jintao y Sáenz de Santamaría) entrarán por esta puerta y se estrecharán la mano, luego entrarán a la sala de reunión y ustedes a continuación cuando se lo indiquemos. También deberán permanecer detrás del cordón rojo. Después de tres minutos en la sala tomando imágenes, deberán abandonarla”. Tras esa cuidada organización no contábamos con que antes del inicio se nos unirían bastantes gráficos de medios de comunicación chinos que viajaban con la comitiva. En un espacio tan reducido, hubieron muchas dificultades para hacer el trabajo con comodidad, incluido algún que otro empujón para tomar posiciones.

Sáenz de Santamaría y Hu Jintao se saludan antes de la reunión de trabajo. Foto Ramón de la Rocha

Sáenz de Santamaría y Hu Jintao se saludan antes de la reunión de trabajo

Soraya Sáenz de Santamaría y Hu Jintao durante el encuentro de trabajo. Foto Ramón de la Rocha

Soraya Sáenz de Santamaría y Hu Jintao durante el encuentro de trabajo

Finalizado esa especie de melé en la que se había convertido la sesión fotográfica, salimos rápido en destino a otro hotel cercano donde Soraya Sáenz de Santamaría y el ministro de Industria, José Manuel Soria, ofrecerían una rueda de prensa

17:00

En un ambiente más distendido y casi campechano, sin adornos ni boato oriental, el típico “canutazo” (denominación que recibe la recogida de declaraciones, de pie y con 20 micrófonos y grabadoras sostenidos a pulso por los sufridos compañeros de radio y televisión), por único fondo unas plantitas, allí frente a la puerta del hotel. Se notaba que habíamos abandonado el bando chino y nos encontrábamos de nuevo en territorio español.

Soraya Sáenz de Santamaría y José Manuel Soria tras reunirse con la delegación china. Foto Ramón de la Rocha

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y el ministro de Industria, José Manuel Soria tras reunirse con la delegación china

Finalizado el “canutazo”, y abusando de nuevo de la hospitalidad del hotel, misma operación: descarga de imágenes, edición, pies de foto y envío.

18:00

Recojo bártulos. A la salida del hotel me encuentro con un simpático turista que me pregunta qué pasaba hoy por allí con tanta policía. Le cuento que está por aquí el presidente de China, se sonríe y me dice que estoy de broma. Le muestro las imágenes en la pantalla de mi cámara y entonces me cree. Me dice que él es de Alemania. jajaja chinos, alemanes,…todos a nuestro rescate. Me dice que mañana comprará los periódicos para ver las fotografías, me estrecha su mano y nos despedimos.

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. Oscar permalink
    21 junio, 2012 20:48

    Buen Trabajo y muy buena explicación del desarrollo de la jornada… Todo muy Profesional..

  2. 21 junio, 2012 21:41

    Me ha encantado por lo didáctico y la descripción de la planificación. Cada vez veo que es algo imprescindible, de otro modo te limitas a pescar lo que aparece y seguro que te pierdes algo.

    Como siempre mis preguntas…

    ¿El tele a pulso o con momopié? ¿Cual es tu apertura favorita a plena luz del día? quiero decir ¿mantienes el f2.8? o es poca profundidad de campo ¿apertura recomendada para mantener el bokeh?

    Por otro lado me encantará que me aportes más argumentos para convencer a mi mujer de que es ‘imprescindible’ llevar dos cuerpos, ella no lo acaba de entender.

    Un saludo

  3. 21 junio, 2012 22:36

    Hola Jmarior,
    Como siempre, encantado de responderte.
    El tele a pulso, incluso aunque me hubiese llevado el 300 f2.8. Entre movilidad o poco ISO, prefiero lo primero. Otro caso sería con un 400 f2.8 que ese sí que pesa y para usarlo necesitas un monopie.
    Aunque esté a plena luz del día, con el tele trato de buscar un diafragma más bien abierto, que me permita un cierto desenfoque del fondo pero con la suficiente profundidad de campo para que un par de sujetos en diferentes planos de distancia, queden enfocados. En las fotos de los saludos usé f5.6 y en las fotos de la escalinata a f6.3. Además, el fondo estaba a bastante distancia de los sujetos, así que prácticamente tenía asegurado el desenfoque.
    En la fotografía de reportaje considero fundamental el uso de dos cuerpos. Si estos son exactamente iguales, mejor. Trabajar con dos cámaras y dos objetivos es una gozada. No sólo tienes más posibilidades de no perderte nada, sino que también te evitas el arriesgado ejercicio de cambiar de objetivo en situaciones de cierta tensión, donde un mal movimiento puede hacer que un preciado objetivo acabe estrellado en el suelo. Igual ésto último convence a tu mujer 🙂 Eso sí, cuando llevas dos cámaras debes prestar mucha atención cual llevas colgada con la correa y cual no 🙂
    Espero haberte ayudado.
    Un abrazo

  4. Luis Izquierdo permalink
    22 junio, 2012 00:06

    Gracias por la explicación Ramón!, interesante tema el de la planificación.
    Un saludo

  5. 22 junio, 2012 00:09

    Claro que me has ayudado, eres mejor que cualquier manual de fotografía de mi biblioteca.

  6. daniel115290474 permalink
    22 junio, 2012 07:44

    Detalladísima descripción, compañero. Me he agotado (imagino como habrás terminado tú) sólo de leerla. Estupendas fotos, muy acordes con el tipo de acto. Una vez más, felicidades, compañero.

  7. Javier Cabrera Felipe permalink
    22 junio, 2012 08:26

    Felicidades Ramón, por tu explicación de un gran día de trabajo…es un orgullo que compartas tus técnicas con todos nosotros….se aprende mucho leyendo este tipo de artículos…mil gracias..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: