Skip to content

10 consejos para desarrollar tu visión fotográfica

29 enero, 2014
© Ramon de la Rocha

© Ramon de la Rocha

La visión fotográfica no es un ente abstracto que surge de la nada, de la mayor o menor inspiración del momento (que puede haberla), sino más bien del ejercicio y de la práctica. Soy defensor de esta teoría, pues creo que la visión fotográfica es algo que debe desarrollarse y potenciar a través del esfuerzo.

Recuerdo que cuando estaba en el colegio, hace ya unos años, si tenías una letra no demasiado legible, el profesor o profesora de lengua te mandaba para el verano los famosos cuadernos Rubio. ¿Los recuerdas?. Aquellos ejercicios consistían en repetir una y otra vez patrones de escritura sencillos sobre unas líneas guía hasta que escribías las letras de una forma correcta.
Con la visión fotográfica ocurre lo mismo, hay que trabajarla a base de entrenamiento constante.

Aquí te daré algunos consejos para mejorar tu visión fotográfica que me han sido y siguen siéndome útiles.

1. Conoce las Reglas

Lo primero que debes conocer son las reglas de composición que te permitirá reproducirlas al igual que ocurre con las letras en la escritura.

Regla de los Tercios, Proporción áurea, el lenguaje de las líneas, el equilibrio de masas, espacios positivos y negativos…son algunas.

2. “Rompe” las reglas

Una vez conocidas esas reglas, podrás saltártelas para empezar a hablar de otra forma.

Algunas personas piensan que saltarse una regla es hacer cualquier cosa. No soy de esa opinión. Hasta cuando te saltas una regla, estás ofreciendo otra visión diferente, otro lenguaje.

Te pondré un ejemplo: Todos sabemos que en la regla de los tercios dividimos con líneas imaginarias el encuadre. La regla dice que se debe colocar el horizonte en una de esas líneas, en el tercio superior o inferior dependiendo de la importancia del cielo o de la tierra en la imagen.

Nos saltaríamos esa regla al situar el horizonte en el centro. Esto tiene sentido si deseas expresar otro sentimiento o sensación: estático, simetría, tranquilidad. Es decir, saltarse una regla es otra regla. Por eso, cuando nos las saltamos, es por un motivo y no por capricho.

3. Mira muchas fotografías

Un ejercicio fantástico para desarrollar tu visión fotográfica es estudiar a los grandes fotógrafos que ha dado la historia y a los fotógrafos actuales que van marcando tendencias. Descubrir porqué han sido pioneros y qué aportaron o aportan al mundo de la imagen. En internet podrás nutrirte de muchos de estos fotógrafos.

© Ramón de la Rocha

© Ramón de la Rocha

4. Fotografía lo que ves, no lo que crees ver

Uno de los errores más comunes en los que se inician en el mundo de la fotografía es fotografiar lo que creen ver y no lo que realmente ven. Esto es fruto de la forma en que trabaja nuestro cerebro.

Debes concentrarte en la escena para descifrar los elementos que la componen para luego tomar la decisión sobre qué incluimos en el encuadre y qué no.

Estableciendo una similitud con el sonido, sabemos que cuando estamos en un ambiente ruidoso somos capaces de orientar nuestra atención a la persona con la que estamos hablando. Esto nos permite escucharla. Si usamos una grabadora para recoger esa misma conversación notaremos que el ruido ambiente nos molestará mucho más que cuando escuchábamos a la persona con nuestros oídos (más el filtro de nuestro cerebro).

Lo mismo ocurre con la imagen. Cuando nos plantamos ante la escena que deseamos fotografiar, nuestro cerebro hace un esfuerzo de selección, un filtraje, y se queda con aquellos elementos más interesantes, haciendo “invisibles” otros. Sin embargo, la cámara registra todos los elementos sin discriminar ninguno.

Por tanto, requeriremos un esfuerzo adicional para contrarrestar esa tendencia selectiva de nuestro cerebro. Esto sólo se consigue con práctica.

5. Déjate llevar por las emociones e instinto

Cuando encuentres algo interesante y que te emocione te dirás, “aquí hay algo”. Déjate llevar por esa corriente y explora con tu razón lo que tienes delante: busca motivo principal y secundario que refuerce el principal.

Está alerta a ese “filtraje” del cerebro, que no se “cuelen” en el encuadre elementos que no contribuyan o molesten a tu composición: esa señal de tráfico que sale de la cabeza en un retrato, ese horizonte torcido, ese elemento redundante…

© Ramón de la Rocha

© Ramón de la Rocha

6. Menos es más

Una fotografía atiborrada de elementos tiene muchas probabilidades de cansar y confundir al espectador. Cuantos más elementos trates de poner dentro de la fotografía, mayores dificultades tendrás a la hora de organizarlos dentro del mismo.

Simplificar es uno de los mejores ejercicios a la hora de componer: “menos es más”

7. Lleva siempre una cámara

Sí, ya sé que las cámaras pesan y no siempre es posible llevar una encima, pero te recomiendo que lleves algo con lo que poder tomar imágenes, aunque sea una compacta sencilla. Piensa en ella como el pintor que siempre lleva encima un bloc de dibujo y unos lápices para ir tomando bocetos.

Estas imágenes te permitirán ir educando la visión fotográfica a base de ver el mundo a través de la cámara. Además, siempre que sea posible, podrás volver a realizar de nuevo la imagen con otra cámara de más calidad.

Llevar una cámara contigo e ir recogiendo diferentes situaciones, sensaciones,…evitará que las ideas se te vayan acumulando en la cabeza y su registro te servirá de válvula de escape para retomarlas más adelante, ya sea en la edición en Photoshop o como una “anotación” para desarrollar más en profundidad o con más calidad.

8. Observa

Conviértete en un observador de todo lo que te rodea, de la gente, de la luz, de las formas de las cosas… Si no eres permeable a lo que tienes a tu alrededor no podrás desarrollar tu visión como fotógrafo/a.

Caminar, moverte entre la gente y en diferentes situaciones, te ofrecerá buenas escenas para fotografiar.

© Ramón de la Rocha

© Ramón de la Rocha

9. Explora diferentes posibilidades

No te limites a fotografiar siempre con la misma iluminación, explora diferentes opciones, puntos de vista, a diferentes horas del día…etc.

© Ramón de la Rocha

© Ramón de la Rocha

10. Fotos individuales o reportaje

Ambas opciones son excelentes para ampliar tu visión fotográfica. Sin embargo, para mí es especialmente importante el reportaje pues obliga a seguir una línea narrativa contando una historia en varias imágenes.

Busca un tema que te apasione y/o conozcas y cuéntalo en imágenes. Cuanto más sepas sobre el tema en particular, mejor podrás afrontarlo.

Como conclusión te diré que no pierdas ocasión para fotografiar, cualquier oportunidad es buena.

 

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 13 febrero, 2014 18:31

    Fantástico post de teoría de la fotografía.
    http://misfotografiasdelavida.blogspot.com.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: